Crónica del #Paintball jurídico

Crónica del #Paintball jurídico

Sobre las 10 30 del pasado sábado 6 de abril, se habían citado en un pueblo de la Sierra Madrileña (omitimos el pueblo para no dar publicidad al establecimiento) 10 abogados TIC para jugar a una cosa llamada “Paintball”, conocida para unos, desconocidas para otros.

Una vez armados con los fusiles y puestos los monos de faena –todos grises, menos yo que iba de verde “jardinero” por gentileza del Ayuntamiento de ese pueblo-, el monitor cuyo nombre era “Sith” (sí, sí, como en el episodio I de Star Wars), nos explicó las reglas del juego. Lo que más repetía era “Si pasa esto…os echo….blablabla….os echo….blablabla…os echo). Ah! Y prohibido disparar a menos de 10 metros de distancia.

Reconozco que parecíamos bastante pardillos y estábamos un poco en plan “¿Dónde nos hemos metido?”, salvo @Samuel_Parra que durante toda la charla ya tenía el caso puesto. La verdad es que acojonaba.

Se hicieron dos equipos a la baja usanza, es decir, “pidiendo”. Por una parte, formaron @eduardblasi @CristinaBlasi (capitana) @Mlozac @Samuel_Parra y @yagoabascal; por la otra, @OfeTG (capitana) y su amigo @ruthbenitoabog @Jmtzaguirre y @fjavier_sempere. Nada de AEPD vs Google, sino que nos fuimos algo más tradicional: alemanes contra rusos.

Primer escenario: la casa en ruinas.

Consistió en la defensa y toma por cada equipo de una casa en tal estado, en cuya entrada destacaba la existencia de un camión donde uno podía meterse a disparar. Craso error el de este camión, ya que @yagoabascal se metió en el mismo y posibilitó que los rusos defendiesen las ruinas. Aquí yo me llevé 3 disparos en la espalda por cortesía de @Samuel_Parra. Tras este envite de prueba, la adrenalina ya había subido lo suficiente. Para que os hagáis una idea: antes de empezar hacía cero grados. Tras esta primera partida, nadie tenía frío. Según “Sith”, la temperatura corporal con la adrenalina subiría a 36 grados. Cierto.

En el segundo “round”, los rusos tomaron las ruinas ya que los alemanes no las defendieron adecuadamente. De hecho, las ruinas fueron tomadas por una doble vía: entrando en la puerta, y por la parte trasera ya que servidor encontró un camino para no ser visto. Además, le devolví a @Samuel_Parra sus tiritos y por la espalda.

Primer punto para los rusos, y bronca de “Sith” a los alemanes por haber estado demasiado parados.

Segundo escenario: los neumáticos

Cambiamos de campo, nunca mejor dicho, porque pasamos de la piedra al barrizal, y a un “face to face” con neumáticos distribuidos en forma de trinchera. De nuevo, dos rondas, y en este caso, la victoria fue para el equipo de los alemanes. O sea, empate a uno.

Probablemente la derrota de los rusos se debió a dos motivos: el arma de @ruthbenitoabog se encasquillaba por lo que tuvo que ir a cambiarla. Ojo que aquí “Sith” para comunicar a otro compañero de trabajo que iba una persona a cambiar el arma dijo textualmente “Aquí nido a campo base. Te mando un pollito para cambio de arma”.

El segundo, es que como ya os he dicho, mi mono era “jardinero”, no sólo destacaba respecto al resto –que iban de grises- sino que otro grupo se pensó que íbamos de despedida de soltero y yo era el novio. También al principio a mí me pareció que íbamos a grabar la segunda parte de “Blanco humano”.

A estas alturas, todos los participantes habían recibido ya sendos disparos sobre sus cuerpos, que además, provocan en muchos casos moratones. E incluso algunos, había probado la pintura de las balas al haber sido disparados en la cabeza. Afortunadamente, se lleva casco.

Tercer escenario: el fuerte

Llegamos empatados a la última prueba. Toma y defensa de un fuerte para ambos equipos. Los rusos tomaron el fuerte gracias a @OfeTG que consiguió llegar a la torre que estaba en medio del citado fuerte. Nadie sabe cómo llegó, o lo hizo.

Al cambiarse las tornas, los alemanes no consiguieron tomar ya que la defensa de los rusos fue impecable. Tuvieron tres eliminaciones, pero dos fueron porque se les acabó la munición.

En este último ya nos flipamos demasiado…tirados en el suelo para disparar, sacando sólo el arma, por los lados…vamos…a los Bruce Willis en cualquiera de las “Junglas de Cristal”.

Rusos 2 – Alemanes 1

El pasillo y los duelos

Aunque parecía que todo había acabado no era así. Quedaba lo más divertido: el llamado pasillo de ida y vuelta, consistente en que los perdedores (los alemanes) corrían hasta un punto y volvían mientras los rusos les disparaban. Sí, como las collejas pero con las balas de pinturas.

También se celebraron unos duelos con las balas que quedaban, resultando ganador el amigo de @OfeTG, que ya iba tan flipado que nada más darse la vuelta en el duelo, se agachó para disparar, rodilla en tierra a las piernas del adversario.

Luego nos hicimos una foto, donde tuvimos que mostrar por orden de “Sith” la propaganda del sitio, en la que los rusos posaban sonrientemente mientras los alemanes se arrodillaron con los brazos en la cabeza.

Agradecimientos enormes

A @ruthbenitoabog y @Alarcon_Vero por la organización del #paintball jurídico y demás eventos alrededor del mismo.

Nos vemos en la próxima.

Anuncios

0 Responses to “Crónica del #Paintball jurídico”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: