Adiós APDCM, adiós.

Y llegó el día final, las últimas horas. Como si de una broma se tratase el destino quiso que fuese un 28 de diciembre. ¿Casualidad? ¿Señal de algo? Han sido casi doce años desde aquel ya lejano 20 de abril de 2001 en el que uno entró por la puerta de la antigua sede de la APDCM por primera vez.

Sinceramente, pienso que nada es eterno. Ya lo decían Héroes del Silencio en aquella mítica canción titulada “Parasiempre” (“no hay nada parasiempre”). Pero han sido más de un año y medio de rumores, por lo que se veía venir.

Ahora mismo mi cabeza empieza a estar llena de recuerdos, sobretodo uno, el “desvirgamiento” sobre la LOPD: “responsable del fichero”…”encargado del tratamiento”….¡Qué demonios es esto! Me preguntaba. Por aquel entonces me había sorprendido aquello de los órganos consultivos y sus variopintos nombres “Consejo de Vías Pecuarias”, “Consejo Regional de Plaguicidas”, “Consejo del Fuego”. Esto de la LOPD empezaba a superarlo. El resto, transcurrido más de una década, es Historia.

Pero si he de quedarme con algo, va a ser con dos momentos, o mejor dicho dos actividades realizadas en su día, que curiosamente comparten en común que dieron mucho juego (o en otras palabras, como hacer algo y aprovecharlo al máximo) y están de “rabiosa” actualidad.

Fuimos pioneros, y no se nos tienen que caer los anillos en reconocerlo.

Ahí van:

–          Era finales del 2007 y en un grupo de trabajo con representación de todas las Agencias europeas me tocó presentar en Helsinki un boceto de lo que posteriormente sería la mítica Recomendación de publicación de datos en boletines y webs. La presentación era sencilla, ya que como digo, era un boceto: nuestra primera tutela de derechos resuelta, la publicación de datos de procesos selectivos, subvenciones, y algunas cosas más. Cuando acabé la presentación, y llegó el turno de preguntas había cuatro manas alzadas. Yo me dije “La que he debido de liar”. Recuerdo la primera pregunta “¿Has hablado con google?”. Esa no era la cuestión desde nuestro punto de vista. Hoy se habla más del mal llamado “derecho al olvido” que de otra cosa.

–          El Plan de Concienciación a Menores, que si no recuerdo mal lo pusimos por primera vez en práctica en enero de 2009, concretamente el 28 coincidiendo con el Día Europeo de la Protección de Datos, y que me tocó coordinar. Fue muy curiosa la reacción ya que en algunos IES nos miraban como “locos”, “trasnochados”. ¿Saben lo que ocurrió al día siguiente? Que no paraban de llamarnos para dar más sesiones. Incluso (esto ya lo he contado en algún otro foro) dos meses después organizamos una reunión formativa sobre el mismo tema para padres y madres, un jueves a las 19 horas. Pensaba que no iba a ir nadie. Aforo completo, unas 100 personas. Pasadas las 21 horas seguíamos contestando preguntas de lo más variopinto. Y a un servidor le tocó también presentar este plan y sus resultados en la Conferencia Europea de Autoridades de Protección de Datos, en el año 2010. Hace unas semanas se creaba en el Congreso una Comisión Específica para estudiar el tema de los menores e Internet.

Durante estos últimos meses hemos recibido múltiples mensajes de apoyo, tanto presencialmente como mediante medios electrónicos. Uno está dentro y no ve las cosas desde fuera, de manera que me ha sorprendido mucho la visión que tiene “la comunidad del dato” de nuestro trabajo. Algo sabía, pero he de reconocer, que no tanto.

Así que, mil gracias.

Este post, que es el último del año que publico en el Blog, llega como la APDCM, a su fin. Démosle a la APDCM un final épico y misterioso, acudamos a la antigua Roma, comparémosla con aquella IX Legión (“Legio IX Hispana”), la que dice la leyenda que quedó dispersa o aniquilada tras el muro de Adriano en Britannia.

legion IX

No obstante, como estamos en el mundo del “dato” esperemos que el “derecho al recuerdo” venza al “derecho al olvido”.

Larga vida a la APDCM!

No se olviden de nosotros.

Sonando “Bad” de U2, canción épica y mítica.

“To let it go and so to find away.

To let it go and so to find away.

I’m wide awake.

I’m wide awake, wide awake.

I’m not sleeping”

Canción de despedida: “Cuando fuimos los mejores” de Loquillo

Anuncios

3 Responses to “Adiós APDCM, adiós.”


  1. 1 María (@meryglezm) diciembre 28, 2012 en 8:55 am

    Hoy es un día triste para la Comunidad del Dato.
    Desde fuera, la APDCM ha sido siempre un referente, una fuente de conocimiento, acciones de concienciación y un largo ecetera…. que han apoyado en todo momento a los profesionales que nos encontramos “al otro lado” de la comunidad del dato
    Solo puedo mandar un fuerte abrazo a todos los integrantes de la APDCM, y en especial a aquellos con los que hemos compartido momentos más alla de los datos, momentos, que en sus inicios, han sido propiciados por la propia APDCM.
    Estoy segura que el derecho al recuerdo vencera al del olvido con el caso de la APDCM, al menos la comunidad del dato así lo intentara
    Un besazo “Autoridad” ;)))
    @meryglezm

  2. 2 Javier Cao Avellaneda diciembre 28, 2012 en 10:16 am

    Valga mi presencia en los comentarios como un abrazo muy sentido de pésame a todos los afectados por esta desaparición. He de reconocer que de las Agencias autonómicas, la APDCM ha sido sin duda la que más apoyo me ha brindado a través de sus trabajos modelos empezando por los famosos ficheros Word con los modelos de documento de seguridad que fueron en su momento un oasis en el desierto de qué carajos debía tener ese papelorio.
    Posteriormente he tenido el placer de conocer personalmente a algunos de sus miembros y de entender de donde salía tanta calidad laboral.

    Los órganos de control siempre son molestos y en el siglo XXI quien fiscaliza qué se hace con la información pública debe estorbar, sobre todo cuando es usada últimamente como argumento para evitar la tan necesaria transparencia de la Administración.

    En cualquier caso, no estoy triste por la “Comunidad del Dato” porque creo que no hemos perdido a ningún miembro. Cierran un lugar físico pero no los cerebros de las personas que allí se encuentran y que estáis colgando vuestros pensamientos en otra infinidad de lugares virtuales que son tan visitados como los físicos.

    Un abrazo.

  3. 3 Alonso Hurtado Bueno diciembre 28, 2012 en 11:05 am

    Bravo amigo, Bravo amigo!!

    – Bravo por tú valentía en decir “ADIOS” y no “HASTA PRONTO” o “HASTA LUEGO”

    – Bravo por estar ahí, y estoy seguro de que vas a seguir estándolo y muy muy muy pronto de nuevo liderando nuevos proyectos relacionados con la seguridad y la protección de datos.

    – Bravo por reconocer que las instituciones no se llevan a las personas y todo, absolutamente todo esto no lo han creado las instituciones, sino todos nosotros, las personas.

    – Bravo por seguir manteniendo esta “cuna del dato” que es tú blog (estoy seguro de que no vas a dejarlo de lado)

    En definitiva, bravo y muchísima suerte! Me tienes para lo que necesites!!

    Un abrazo Javier.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: