No podemos pretender que la generación que surgió del “Nodo” se convierta en la del “3.0”.

Siguiendo el twitter, uno se ha enterado, que no escuchado, de una entrevista en Radio Vitoria sobre la educación de los menores en tecnología, protección de datos y en todo lo que gira a su alrededor, en la que han intervenido el Director de la AVPD, @ricardmm y Ana Caro.

Me ha llamado mucho la atención el comentario del primero sobre que “los padres deben interiorizar el concepto de privacidad para enseñar a sus hijos”, según ha transcrito @gongaru, así que si la frase no es adecuada, pídanle a él las correspondientes responsabilidades.

El problema, además de que eso de “interiorizar” suena bastante confuso, farragoso e indefinible, es que los padres tampoco tienen mucha idea de qué va esto. Y cuando digo “esto”, no me refiero a que sean expertos en LOPD, en políticas de privacidad o asuntos similares. Hagan la prueba, métanse en su “caralibro” o red social equivalente, a ver cuántos tienes el perfil abierto; por no hablar de esa moda de poner las fotos de los niños en youtube, “guasap” y donde se precie; o recuerden que una de las contraseñas más usadas es “1234”.

Recuerdo un par de anécdotas de hace bastantes años que me contó un amigo (que daba soporte cuando Internet empezaba, que ilustran la situación): “Me consulta una persona, le digo abra la ventana y ni corto ni perezoso se levanta de su asiento, deja el ordenador y abre una ventana de su casa; otra vez le dije a una señora, coja el ratón y me contestó ¿Se cree que en mi casa hay ratones?”.

Tampoco ayudan mucho los medios de comunicación social. Se ha instaurado una sociedad en la que los programas más vistos y demandados son el “Big Brother” y todos sus sucedáneos: lo importante es ser famoso y que te conozcan, da igual su precio. Y contra esto es difícil luchar.

Pero volviendo al tema de los padres, hay que reconocer que la mayoría de ellos son unos ignorantes. Eso sí, tampoco hay que echarles la culpa. Además, son los grandes olvidados. Mucha iniciativa sobre menores, pero salvo excepciones, los padres se quedan en casa.

Hacen faltan políticas de integración –no sé si es la frase correcta, pero seguro que “vende”-, en que padres e hijos sean “adoctrinados” sobre el tema. Además, creo que sería hasta bastante divertido.

Una cosa está clara, y es que sobre este tema, ahora mismo, materiales sobran. Eso sí, lo importante no es dar mensajes contradictorios. Recuerdo una vez en un IES que me dijeron que habían recibido una charla de la policía y que recomendaba navegar en las redes sociales bajo un “Nick-name”. Yo contesté que me parecía contradictorio porque la red social es el paso del anonimato de los foros o chats, a la identificación: ¡caretas fuera! Otra cosa es el uso y configuración de la privacidad que le de el usuario.

En resumen, que de los padres nadie suele acordarse. Y algo se debería hacer al respecto.

Ah! Y eso de “nativos digitales” habría que “derogarlo” y cambiarlo por “expertos digitales” porque nos pegan un repaso a todos de arriba a abajo.

PD: Este post está basado en la experiencia, en una jornada del año 2009 dirigida a padres y madres, un jueves a las 19 30 de la tarde, donde uno pensaba que aquello iba a estar vacío. Para sorpresa, había más de 100 personas, y nos bombardearon a preguntas. Y era el 2009, trasládenlo al 2012.

[img]http://www.entertainmentwallpaper.com/images/desktops/movie/tv_the_forgotten01.jpg[/img]

Anuncios

0 Responses to “No podemos pretender que la generación que surgió del “Nodo” se convierta en la del “3.0”.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: