Derecho al olvido: las fotos del nacimiento del hijo de Sánchez-Dragó.

En los últimos tiempos tres son las cuestiones relacionadas con la privacidad que me rondan la cabeza, llegando incluso, por momentos, a atormentarme. A saber:

–      Si el funcionamiento de google, más bien su función de autocompletado lo califica como un fichero de datos. Ya sabemos que hay tratamiento, pero hablo de fichero. Hagan la prueba, metan cualquier nombre y apellido en el buscador, y se darán cuenta que sin acabar de poner el apellido salen bastantes personas. Incluso, en ocasiones, perfiles o calificaciones de esa persona.

–      El “Wasap” y el consentimiento. Reconozco que no me he leído sus condiciones y términos, pero me sorprendió bastante al bajarme esta aplicación y conectarme por primera vez, no sólo que viese que contactos míos lo tienen, sino cuando han escrito por última vez e incluso si están escribiendo. ¡Uno pensaba que funcionaba como el obsoleto Messenger o Skype, enviando invitaciones!

–      Y por fin el tema que nos trae hoy a escribir unas breves líneas: si los medios de comunicación en internet deberían hacer un “barrido” de noticias cada cierto tiempo. En otras palabras, distinguir entre lo que es “noticiable” y lo que ha perdido tal carácter. Eso sí, advierto de que si sigues leyendo, lo único que vas a encontrar son preguntas, y no respuestas. De lo contrario, sería muy aburrido.

Hasta la fecha tenemos encaminado el llamado “derecho al olvido” en los Boletines e incluso páginas webs. Más o menos, aunque estemos forzando la aplicación de normas obsoletas, o mejor dicho, que se aprobaron cuando no existía “la internete”.

Pero, ¿Y los medios de comunicación? Dejando aparte lo que haya dicho o no la AEPD, el “concepto” como yo me gusta llamarlo, ha cambiado: antes se publicaba una noticia, transcurrían unos días –la “vigencia informativa”-, y después caía en el olvido. Ya no. Imposible.

Así que, debemos plantearnos si esa noticia debe estar indefinidamente en el periódico en cuestión o no. Vayamos con una serie de ejemplos, porque no todos los casos son iguales:

-Yo, que no soy un personaje público, robé las gallinas de mi alcalde. Lo publicaron varios periódicos (que conste que este ejemplo ya lo usé en su día en otro post). Fui a la cárcel. Ya pagué. ¿Debería seguir posible consultar la noticia? ¿Es noticiable? Pongamos que bloqueamos para que no lo coja el buscador. Aún así, ¿Es qué tendría que seguir apareciendo en el periódico on-line? Me podrían encontrar a través de la llamada hemeroteca digital.

-Ella, que es un personaje público, ha sido noticia por un sinfín de cuestiones. Pasa el tiempo, ya no es “ella” sino “ello” porque ha perdido su relevancia. ¿Qué hacemos? Probablemente, ese carácter de personaje público nos lleve a no bloquear nada. ¿Podría existir alguna excepción?

-El hijo de Sánchez Drago, cuyo padre decidió que se publicasen unas fotos (por cierto, la mayoría son espantosas, si yo soy el hijo cuando crezca le doy una “galleta”). El padre –y también la madre- consienten en vender parte de su intimidad.

El hijo crece. Decide que eso hay que borrarlo, porque…jother…miren las fotos y entenderán al hijo. Estamos acostumbrados a ver las típicas fotos “happy-happy” de nacimientos del “Hola”, pero como digo, una “vuelta de tuerca” a este tipo de fotos.

Podemos admitir que el padre es/era personaje público, que al ser padre a su edad puede ser hasta un “dato histórico”, pero no creo que estas características alcancen al hecho de que el parto ha sido natural.

Ante esta disyuntiva el hijo puede “barajar” las siguientes opciones como “petitum”:

-Dejar la información.

-Bloquear para que los buscadores no indexasen.

-Que el periódico elimine la información, ya no es noticiable. ¿Sería posible? ¿Podría ser aplicable un “derecho a saber”?

Pero, y  ¿El resto de webs que hayan enlazado o duplicado la información?

Recordemos que el proyecto de Reglamento contiene el utópico mandato de que el responsable donde se haya publicado la información se dirija al resto que a su vez hayan enlazado para que retiren los enlaces.

En resumen, creo que este niño muy “olvidado” no va a poder estar.

Ah! Se me olvidaba –nunca mejor dicho- que este asunto hace un flaco favor a esa moda de subir las fotos de los hijos de diferentes edades a “feisbuks” (abiertos o no), fotos de perfiles en “wasap” y demás.

PD: Recuerdenme que por lo menos yo, le de un pequeño “empujón” al chaval, y borre este post dentro de un tiempo.

Anuncios

1 Response to “Derecho al olvido: las fotos del nacimiento del hijo de Sánchez-Dragó.”


  1. 1 Jorge Morell septiembre 19, 2012 en 4:53 pm

    Sobre lo de WhatsApp:

    Al instalar la aplicación das permiso para que acceda a toda tu agenda de contactos (entre otras cosillas). Luego la app determina quién de la agenda está “In-Network (usa WhatsApp) o “Out-Network” (no usa WhatsApp). Una vez que sabe eso lo otro es sencillo. Por ejemplo, la última vez que se ha accedido a la app, es algo que automáticamente se envía a WhatsApp sí o sí (aunque en iPhone puede quitarse para que el resto de usuarios no lo vean).

    Sobre el post, buena reflexión, sí señor.

    En los próximos 20 años los cambios de identidad van a estar a la orden del día…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: