Comunicaciones no institucionales de las AAPP a través de las Redes Sociales.

En numerosas ocasiones, las Autoridades de Control han sancionado, más bien declarado infracción, por el uso de los ficheros de las AAPP para otros fines. Es de sobra conocido el uso del padrón de habitantes por varios Ayuntamientos para el envío de una carta de felicitación de cumpleaños (ver al respecto Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, de 7 de mayo de 2007, sobre el uso del padrón municipal). Pongamos otros ejemplos:

–      AEPD: uso del padrón para el envío de publicaciones.

–      APDCM: uso del correo electrónico de una Universidad para enviar el Rector un correo a todos los empleados defendiéndose de las acusaciones vertidas por un partido político.

 En ambos casos, resueltas con sendas declaraciones de infracción por vulneración del principio de calidad de datos.

 Entrando ya en el tema que nos ocupa, las redes sociales posibilitan nuevos cauces de comunicación por parte de las Administraciones públicas.

 Dejando a un lado si la Ley 11/2007, de Administración Electrónica permite su uso a las citadas Administraciones, y en caso afirmativo, si dicha comunicación tuviese que estar reglada de alguna forma (recordemos que las AAPP están sometidas al imperio de la ley y no parece muy adecuado aplicarles el principio de “lo que no está prohibido, se puede hacer”), vayamos a la realidad existente poniendo una serie de ejemplos:

 – Tanto el Ayuntamiento de Cáceres como el de Guadalajara tiene abierto un perfil en facebook.

 – Debemos pensar que estos Ayuntamientos –o cualquier Administración pública- van a utilizar las redes sociales para comunicaciones institucionales (por ejemplo, dar publicidad a una exposición, a la convocatoria de becas, plazas para opositar…etc), todo ello sin perjuicio de realizar la convocatoria correspondiente vía Boletín cuando sea preceptivo.

 – Tengamos en cuenta, además, Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional, y las leyes autonómicas en el mismo sentido, allá donde se hayan aprobado.

 Pero, ¿Qué ocurriría si se utiliza esa red social, en vez de para enviar información institucional, para fines que no tengan tal carácter? Por ejemplo, para fines políticos.

 ¿Podría ser perseguible vía LOPD como en los casos anteriores del uso de ficheros públicos para otras finalidades?

 Pues desde mi humilde punto de vista, la respuesta es negativa. Vayamos por partes:

–      La AEPD está admitiendo la aplicación de la LOPD a las redes sociales. Por ejemplo,  tenemos el caso de un particular que publicó documentos técnicos de un Ayuntamiento. O la famosa sanción por suplantar a un particular en una red social.

–    A diferencia de los ejemplos dados en el inicio de este post, es que se cambia el medio de comunicación (del uso del fichero a la utilización de la red social) pero el fin es el mismo.

 Estas dos premisas podrían conducirnos a aplicar la LOPD para estos casos y declarar la infracción de las Administraciones Públicas que utilicen la red social para enviar comunicaciones no institucionales.

 Sin embargo, los destinatarios de las mismas serán aquellos que hayan decidido seguir a la Administración Pública correspondiente utilizando el botón de “amigo” o “seguidor”, en otras palabras, se habrá otorgado el consentimiento. Y allá cada cual con la información que reciba.

 Así que si has dado tu consentimiento a la red social de tu Ayuntamiento y te felicita tu cumpleaños, te tendrás que aguantar.

 Cuestión diferente, es si ético que las Administraciones públicas utilicen las redes sociales para enviar comunicaciones no institucionales.

Anuncios

7 Responses to “Comunicaciones no institucionales de las AAPP a través de las Redes Sociales.”


  1. 1 Gontzal Gallo (@gongaru) enero 30, 2012 en 11:34 am

    Javier, interesante el tema de las AAPP y las redes sociales. Dejando de lado la 11/2007, que para mí es de vital importancia, y centrándonos estrictamente en protección de datos, el convertirte en seguidor, para mí no es otorgar consentimiento de LOPD, porque, faltaría una premiso, bajo mi punto de vista: Cumplir el principio de información.

    ¿Cómo una AAPP informa de modo expreso, preciso e inequívoco, antes de seguirla, de todo lo que señala el artículo 5 LOPD? ¿Es que no está recogiendo datos? (Para mí, si estaría recogiendo los datos de mi perfil) ¿Las redes sociales tienen mecanismos para cumplir el principio de información? ¿Las AAPP son “responsables de ficheros” en relación a sus perfiles en las Redes Sociales o, son “responsables de tratamiento” o no son nada de eso? No sé, muchas dudas y eso que de la 11/2007 no hemos dicho nada….

    Interesante debate se puede originar……

  2. 2 David enero 30, 2012 en 11:43 am

    Y los contratos de encargado del tratamiento con los prestadores de servicios? le ha firmado Facebook o Google, o twitter a las AAPP.

    los han visado los ténicos jurídicos de la administración? donde están los informes?

    en fin, que si nos ponemos a mirar igual no hay administración 2.0 en España…

    Un saludo.

  3. 3 Mikel García Larragan enero 30, 2012 en 5:12 pm

    De acuerdo Gontzal en lo de que no se cumpliría el deber de informar, ya que el consentimiento debería ser, en todo caso, inequívoco e informado.

    Es decir, en primer lugar, al no respetarse el “informado” entiendo que el “supuesto” consentimiento ya no sería válido.

    Peo voy más allá, el pulsar el botón de “amigo” o “seguidor” creo que únicamente podría ser considerando un consentimiento presunto, y, si no estoy equivocado, aunque es admisible en derecho, la LOPD no lo recoge.

  4. 5 Maria enero 31, 2012 en 3:13 pm

    Estupendo post, felicidades Javier.
    Siguiendo tu razonamiento, deberia registrarse un fichero que recogiese a ‘los seguidores’?? Porque en el hipotetico caso de que el realizar ‘me gusta’ o simplemente ser amigo o seguidor, si le dotamos de consecuencias, deberan constar en un fichero..(pienso en alto..)

    • 6 fjaviersempere febrero 1, 2012 en 12:18 pm

      Gracias a todos por los comentarios.

      María, no he querido tocar otras cuestiones como la del fichero, que sería muy discutible. Además, si exceptuamos la famosa sentencia de los ficheros de la iglesia católica, se ha evolucionado hacia el “tratamiento”. La propia AEPD ha aplicado la LOPD para sancionar, sin tener en cuenta la existencia de fichero -ver caso de suplantación-.

      Obviamente, también pienso en alto 🙂

  5. 7 Luis Salvador Montero febrero 4, 2012 en 8:55 pm

    Dejando a un lado la 11/2007, en mi humilde opinión y en relación a los temas sugeridos en anteriores comentarios, entiendo que habrá tratamiento, pero el fichero de usuarios que pulsan el me gusta, es responsabilidad de la propa red social, por lo que no acabo de ver inscripción… es más, en las condiciones generales de uso de la plataforma suelen pohibirte extraer datos de tu seguidores fuera de la propia plataforma…

    Contrato con el prestador?… pues también podria entenderse que al abrir la cuenta, la AAPP, como todo quisqui, acepta esas condiciones generales, por tanto, podrá entenderse como contrato de adhesión, de los tan alabados en la pasada sesión anual de la Agencia…Y entiendo que estas CCGG podrán ser evaluadas, y en su caso aprobadas, por los servicios jurídicos de la AAPP…

    Herramientas para cumplir con el artículo 5?? Pues haberlas, haylas… desde la creación de una home page de visita obligada paratodos aquellos que aún no son fans, a la remisión a unas ‘condiciones generales’ en un aparaado de la web institucional, por ejemplo, si hablamos de cuentas de microblogging… ¿Hay diferencia entre la aplicación del art 5 LOPD a una empresa o a una administración? ¿No son validas las fanpages de empresa?

    Y por todo, lo anterior, habría que discutir sobre usos…evidentemente no reunirán los requisitos para usarlas como medio para comunicar una resolución de un procedimiento administrativo… pero para informar a los ciudadanos de un corte de agua, de la finalización de una obra, del plazo de inscripción en una escuela municipal deportiva… y otros siete mil ejemplos que se me ocurren… ¿porqué no aprovechar su potencial?
    Eso sí, como insinuas en la entrada, riesgo de que acabe convirtiéndose en una herramienta de comunicación política del partido que controle la administración en cuestión… pero lo mismo ocurre con las televisiones públicas, por ejemplo… ¿o no?.

    Como de costumbre, Javier, generando debate enriquecedor… Gracias una vez más…

    @LuisSalvadorMon


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: