Cuando Hollywood nos cuenta los futuros problemas de privacidad.

Las películas y las series nos ofrecen, en la mayoría de los casos, historias que reflejan el mundo actual en el que vivimos. La privacidad, más bien desde el punto negativo, no podía ser inmune a esta tendencia.

Así, en la serie Leverage, una especie de Equipo A del Siglo XXI, uno de los miembros de esta banda de timadores es un hacker. Hace unos años, en uno de los capítulos de la delirante y excelsa Boston Legal, el abogado Alan Shore, que estaba como una auténtica cabra, luchaba por la vulneración de la privacidad de uno de sus clientes.

Recomiendo también el capítulo 22 de la temporada 5 de Mentes Criminales, en la que una joven contacta con un desconocido a través de Internet y es raptada. Los diez primeros minutos de este capítulo pueden ser visionados en cualquier jornada de formación que se precie. Además, uno de los protagonistas de esta serie que apoya al resto de investigadores es una hacker que accede a cualquier programa o aplicación que se precie.

O la reciente película In time, la cual recomiendo, menciona como posible contraseña para abrir un caja fuerte la fecha de nacimiento de uno de sus personajes. Ya saben, esas contraseñas tan vulnerables.

Incluso, ya no nos extraña ver cualquier película o serie en la cual se comete un hecho delictivo y lo primero que piden las autoridades cuando llegan al lugar son las pruebas del delito, es decir, las grabaciones de las cámaras de videovigilancia.

Pero, ¿Se ha adelantado en el tiempo Hollywood a alguno de los “trending topics” de la privacidad actual? La respuesta a esta pregunta va ser un “sí” rotundo. A saber:

Ayer mismo, se comentaba en el twitter que Sky-net, el sistema que lo controla absolutamente todo en Terminator III (2003), es la “nube”. Aunque todo el desarrollo y apogeo de Sky-net se ve en la citada película, Sky-net ya aparecía en el primer Terminator (1984).

Las redes sociales, cuando el dueño del caralibro no había alcanzado el Instituto, podía verse un boceto de las mismas en “Cadena de favores” (año 2001): un estudiante ayuda a tres personas con un favor, y éstos a su vez, a otras tres, y así sucesivamente.

Cuando Internet echaba a andar y todavía había que utilizarla desconectando el teléfono, en 1995 se filma “La red”: una informática protagonizada por Sandra Bullock descubre un programa de Internet que permite acceder a los ficheros más secretos. Empieza a ser perseguida y ve como todos sus datos empiezan a desaparecer. Como si nunca hubiese existido.

Seguramente todos recordarán “Minority Report” (2002), del que ahora tenemos una versión de esa maquinita que aventuraba futuros crímenes en la serie “Person of interest”. ¿Realidad o ficción? Pues desgraciadamente, realidad: EEUU ha iniciado un programa llamado FAST que se base en detectar en un individuo rasgos que permitan sospechar de su conducta criminal en un futuro inmediato.

 O en CSI Miami, desde la temporada 8, Horatio y compañía dejan atrás el fichero que tenían para identificar delincuentes, para utilizar todo un complejo sistema que les permite acceder directamente a cualquier información desde el fichero del carné de conducir o los tipos de coches que vende cada concesionario de esa ciudad americana. La averiguación del delito cede ante cualquier derecho.

Así que, atentos a su pantalla. Si quieren saber cuáles serán los futuros temas a tratar en materia de privacidad, es posible que Hollywood nos lo adelante.

Anuncios

6 Responses to “Cuando Hollywood nos cuenta los futuros problemas de privacidad.”


  1. 1 Alfonso enero 2, 2012 en 10:46 am

    Javier, ya nadie se acuerda de la princesa Leia transmitiendo mensaje, holograma incluido, a Obi Wan Kenobi vía R2D2, en lo que sería un precedentes unidireccional de Sype o las “quedadas” googleleras, 🙂

  2. 3 María enero 3, 2012 en 8:40 am

    Excelente post Javier!!

    Un abrazo y feliz año

    @meryglezm

  3. 4 kass enero 4, 2012 en 10:36 pm

    Cuentas algo de búsquedas de coches, matrículas…la unificación de datos en un fichero único (todo tipo de datos), con su consecuente privacidad, claro está, ayudaría muchísimo a la justicia y a la persecución de todo tipo de delitos.

  4. 5 Osete enero 5, 2012 en 1:52 pm

    Ahí amigo, la realidad siempre es la mejor fuente de inspiración para esas mentes creativas de Hollywood. Muy bien llevado el post, sí señor.

  5. 6 Ad Edictum enero 5, 2012 en 3:13 pm

    A sus pies, como siempre. A ver si ahora puedo dejarle un comentario.

    En fin, hablando de visiones espeluznantes del futuro de la privacidad, echo de menos Gattaca.

    No sé si recuerdan que, en un momento de la película, Uma Thurman coge lo que cree que es un pelo del protagonista (en realidad pertenece a otro, a un especímen de primera) y lo lleva a una ventanilla de análisis genético instantáneo.

    Le devuelven en una cápsula los resultados, indicándole todo tipo de detalles del individuo al que pertenece la muestra. No sé qué piensan Ustedes, pero yo creo que la AEPD la habría empapelado por tratar datos genéticos sin consentimiento, máxime ahora cuando parece que los van a considerar datos especialmente protegidos.

    Saludos.

    Ad Edictum.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: