La falacia de las descargas.

La semana pasada estuvo “calentita” con la posible aprobación del reglamento de la llamada “Ley Sinde”. Pero, dejando de un lado argumentos jurídicos sobre dichas normas, echemos un vistazo al pasado…

La mayoría de nosotros disfrutábamos con los l.p’s, con ese ritual de ir a comprarlo, desenfundarlo, esas bonitas carátulas con sus respectivos libros. Su precio oscilaba las 1.200-1500 pesetas, hasta que empezaron a ser sustituidos por los cd’s, cuyo precio era mayor –sobre las 2.400-, pero ¿Quién inventó el cd?

El cd fue inventado, curiosamente, por Sony y Philips, que además de vender reproductores, también son compañía de discos (Philips fundó en 1972 Polygram). Nadie había pedido el cd, pero con el objeto de sacar más dinero –lo cual es loable-, se nos impuso este formato.

Se justificó el mismo por dos razones:

–          Mayor calidad de sonido que el l.p (sobre este tema hay muchas discusiones).

–          Mayor capacidad. ¿Cuántos discos de los años 1990 y 2000 en cd han incluido más canciones aprovechando dicha capacidad? Seguramente que muy pocos.

Resulta que con Internet llegaron las descargas totalmente gratuitas. Los artistas se sublevaron contra esto, pero “ohlalala”, desde que hay internet, venden menos discos pero sus conciertos están más llenos. ¿De dónde saca un artista la mayor parte de su dinero? De los conciertos.

La industria ni se adaptó. ¿Han bajado el precio? La respuesta, no. Incluso es superior, tenemos los cd’s a 20 euros. En vez de intentar adaptarse contra el “botón gratis”, ellos erre que erre.

¿Recuerdan que ocurrió con la piratería de los juegos de spectrum y amstrad? Dicho juegos costaban la módica cantidad de 2.500 pesetas de por aquel entonces (finales de los años 80). Para acabar con la piratería, los principales fabricantes de juegos de por aquel entonces (Konami, Ultimate, Dynamic…) se pusieron de acuerdo, bajaron el precio a 875 pesetas por juego nuevo, lanzaron una campaña muy agresiva al respecto, y empezaron a ofrecer buenos packs –por ejemplo, 10 juegos de los antiguos por 2.000 pesetas-. Y aquello prosperó.

Pero vaya, la industria del cd se niega a hacer este tipo de cambio.

¿Recuerdan el primer Operación Triunfo? ¿Por qué se vendieron tantos cd’s? Porque sólo costaban 6 euros.

Otro ejemplo: una de las giras de Pearl Jam. Nada más acabar el concierto podías descargártelo por un precio de entre 10 euros (formato mp3)- 18 euros (formato flac), en una oferta dirigida a sus fans.

Así que es posible que la industria esté recibiendo lo suyo por imponer un formato que nadie pidió.

 Pero, los mismos que denuncian las descargas, ¿No utilizan también internet? Vayamos con unos ejemplos.

 Es bien conocido aquello de “se filtra el disco de…meses antes de su lanzamiento”, y siempre se le echa la culpa a alguien. Normalmente, en la grabación de los discos siempre están los mismos (ingenieros de sonidos, mezclas…etc). Sólo hay que leer los créditos de los discos para darse cuenta. Así que, filtro el disco y si no gusta, pues lo cambio.

 Más: veamos el ejemplo de U2, que son los “maestros en generar expectativas” (con cada disco nuevo tenemos frase de Bono en plan “Estamos haciendo el disco que cambiará nuestras vidas” o “Este disco es punk rock de Venus”.

 En el año 1990, cuando están grabando Achtung Baby que supone un cambio radical de su sonido, se filtran las maquetas grabadas en los estudios Hansa de Berlín. Obviamente, las largaría el mismo grupo. Si no gusta el sonido, lo cambio. En el año 2000, antes de lanzar su nuevo disco, Bono pierde el ordenador con todas sus letras. En el 2005, igual. Antes de lanzar el Best de los años 1990-2000, una de las canciones nuevas que incluía (era la maqueta de “Electrical Storm”), es filtrada por una radio francesa. ¿Quién le dio la maqueta a la locutora? Bono. La canción, como gustaba en foros udosianos, aparece en dicho recopilatorio.

 A partir del año 2005, nueva vuelta de tuerca ya que nacen las “playafonías”. ¿Qué es esto? El grupo suele grabar en una casa cerca de Niza, y cuando están, algunos fans aparecen por allí. Curiosamente, cuando graban dejan las ventanas abiertas de la casa. El fan graba, se distribuye por los foros, se habla durante semanas y meses, y al final, algunas de esas “playafonías”, las que más han gustado, aparecen en los discos.

 El último disco de U2 (“No line on the horizon) vendió en torno a 5 millones de copias. El penúltimo (“How to dismantle an atomic bomb”) vendió más de 10. Su manager echó la culpa a las descargas, obviando que este último tenía un hit mundial (“Vertigo”) y otro llamémosle “medio hit” (“City of blinding lights”).

 Menos ventas, debería suponer menos asistencia de público pero…

 ¿Qué diferencia hay entre la gira de uno y otro disco?. ¿O en otras palabras, con una internet en desarrollo en 2005 y una potente entre 2009-2011?

 Gira Vertigo:

Conciertos: 131

Espectadores: 4.619.021

Recaudación: 424.052.253 dólares

Gira 360:

Conciertos: 110
Espectadores: 7.268.430
Recaudación total (ajustada a la inflación 2011): 736.137.344 dólares

 Esta gira es la de mayor recaudación y asistencia de la historia. Eso sí, su manager lucha contra las descargas.

Otro ejemplo de este grupo: gira “Elevation Tour” del año 2001, sale un dvd oficial grabado en Boston. Posteriormente, se difunde por televisión y por la red el segundo de los conciertos grabados en Slane Castle. A través de una web se recogen firmas para que el grupo saque ese concierto en dvd oficial. Sale a la venta dicho concierto. Internet –con sus seguidores- y las descargas hacen que el grupo saque dinero.

 Más ejemplos, teniendo en cuenta que la asistencia a un concierto va en relación al número de ventas:

-Muse toca hace un par de años en el Estadio Vicente Calderón -meses antes habían llenado el Palacio de Deportes-, cuando es un grupo que acorde a sus ventas no pasaría del citado Palacio, y menos aún, cuando meses antes ya han tocado.

-Artic Monkeys, sí, el grupo que se hizo famoso por Internet, va a tocar en el Palacio de los Deportes y Sant Jordi. No pasaría de 2 conciertos en La Riviera y otros dos en Ramatazz.

-Bunbury, le tenemos además de por media España, en 4 conciertos en la Riviera y en el Sant Jordi. En Zaragoza probablemente llenaría un “Sant Jordi”, en el resto ni de coña.

O podemos hablar de los innumerables festivales veraniegos. Antes sólo había FIB, ahora hay unos cuantos.

Noticia del año 2010: sube la asistencia a los conciertos un 50% desde el año 2000 (también aumenta la oferta pq obviamente hay más demanda).

http://www.elpais.com/articulo/cultura/recaudacion/conciertos/sube/2000/elpepucul/20100223elpepucul_3/Tes

También hemos tenido que sufrir la “dictadura” de comprarte un cd cuando realmente sólo gustaba una canción. Ejemplo, listado de artistas con un solo hit:

–      Vanilla Ice (Ice ice baby).

–      Blind Melon (No rain).

–      Non blondes (Whats up)

–      Semisonic (Closing time)

–      Las Ketchup (Asereje).

Sólo era una canción pero había que comprarse el maldito disco entero.

¿Cuánto cuesta hacer un cd? Probablemente, no más de 20 céntimos. ¿Y cuánto hay que pagar? 20 euros.

En resumen, los que se quejan están ganando más que nunca. Recuerdo una entrevista a un promotor de Doctor Music en 1993 dónde decía que el promotor de un concierto gana dinero a partir de vender el 90% del aforo, hasta ese margen se lo lleva el artista. Hagan cuentas.

Y la industria que se queja, es la misma que impuso el cd basándose en una serie de ventajas discutibles, y la misma que te vende reproductores de mp3.

Sigamos. Ahora toca el tema de las películas. Muy curioso que sea la industria la que lucha contra las descargas y nos venda reproductores de divx.

Todavía estoy esperando que una película palomitera (de Hollywood) se estrene al mismo tiempo en el cine y en Internet. Pero, ¿No ven que pueden llegar a más gente? ¿O que la mayoría va a preferir pagar 5 euros por un estreno que descargarla y verla pirateada con una cámara y el sonido en español superpuesto sobre la versión original? (parece ser que Yelmo ya se está planteando esta opción).

Que no nos engañen, no todo es un tema de derechos de propiedad intelectual.

 

Anuncios

4 Responses to “La falacia de las descargas.”


  1. 1 Jesús Pérez Serna diciembre 5, 2011 en 8:39 am

    Enorme el post.
    Pero no puedo dejar de señalar que es muy injusto considerar a Blind Melon una “one hit band”. Yo de usted le daría una oportunidad a sus dos primeros discos. Fabulosos.

  2. 2 rvazquezromero diciembre 5, 2011 en 9:35 am

    Muy buen post, con muchas curiosidades a la par que verdades comopuños, no obstante, una precisión:

    Las Ketchup¡¡¡????, no había otro grupo¡¡???

    Ya sin bromas, gran post, enhorabuena.

  3. 3 José Ignacio Osete diciembre 7, 2011 en 11:59 am

    Ha conseguido que me salga una sonrisa al leer el post, cuanta razón tiene usted, pero desde mi punto de vista creo que podría (para cerrar del todo el círculo) hablar del coste que las canciones “digitales” tienen actualmente. Si miramos en la Apple Store (o similar) el precio de una canción suelta es de, más o menos, 1€, lo que hace que un disco entero se nos ponga cerca de los 15€, precio este similar (por no decir igual) al que se paga por un formato que tiene el doble de costes (Empaquetado, lilbreto, distribución). Si bien la fórmula es valida para los casos de 1 canción, no la veo para aquellos que pompren un disco entero, lo único que ganas es que no tienes que desplazar a por él, pero ¿dónde están las letras? ¿no hay nada más? Han intentado seguir ganando lo mismco con un formato que no lo es y que encima les sale más barato.
    Ahí lo dejo, y gracias por su post.

  4. 4 kass diciembre 9, 2011 en 9:00 pm

    Algunos matices:
    El cine no tiene sustitutivo como la música (los conciertos), pero viendo la basura de peliculas que hacen…ya tenemos suficientes.

    Los que pierden realmente son discográficas, productores…pero ya se sabe, Alaska dijo que comprendía que la gente descargara porque era caro comprar y retiraron sus discos…

    ¿Sabes lo que hace Fito? No cobra nada por los conciertos, simplemente se lleva toda la recaudación (menos gastos). Barras de bar incluidas.

    Y gracias que ahora nos podemos bajar discos para escucharlos primero, y si son una basura, no comprarlos. Y si nos gustan…ir a los conciertos, que baratos no son!!!

    Un saludo brother…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


A %d blogueros les gusta esto: