Derecho al olvido: datos de indultados y Reservoir Dogs.

Se preguntarán que tiene que ver esta excelsa película con el resto del título del post. Pues quédense conmigo un ratito, lean esta entrada y al final de todo lo entenderán. Pero empecemos desde el principio

La Ley de 18 de junio de 1870, por la que se establecen reglas para el ejercicio de la Gracia de Indulto, establece en su artículo 30 que “La concesión de los indultos, cualquiera que sea su clase, se hará en Real Decreto que se insertará en el Boletín oficial del Estado.”

Este Real Decreto objeto de publicación tiene el siguiente contenido:

-      Nombre y apellidos del indultado;

-      Delito cometido;

-      Informes que tomados en consideración para el indulto;

-      Pena que se indulta.

 Pongamos como ejemplo una serie de reos que fueron indultados y que intentaron buscar trabajo.

Y aquí empieza el eterno problema con la publicación de datos en Boletines y los buscadores. Hoy en día, no es de extrañar que a la hora de realizar un proceso de selección para cubrir un puesto de trabajo, el gestor tenga más en cuenta lo que aparece de los candidatos en Internet que el curriculum que cada uno de ellos haya presentado. Incluso, a veces me he preguntado, “Y si buscan a una persona y no encuentran nada de ella, lo mismo piensan que es un “rarito” por no aparecer en ninguna red social”.

Decía Iñaki Vicuña, Director de la Agencia Vasca de Protección de Datos, en la I Jornada Anual de la APEP “si al preso le queda poco tiempo para cumplir la condena, casi es mejor que la cumpla”.

Como en Winchester73 somos muy respetuosos con la protección de datos personales, omitiremos no sólo la fecha del BOE en la que aparecen sino también hemos procedido a “anonimizar” el nombre y apellidos de los mismos (aunque estén publicados en una fuente accesible al público). Así, nos encontramos lo siguiente:

-      Señor Naranja: delito de robo con fuerza.

 

-      Señor Blanco: delito contra la salud pública.

 

-      Señor Rubio: delito de estafa.

 

-      Señor Rosa: delito de revelación de secretos profesionales.

 

- Señor Azul: delito contra la salud pública.

 

- Señor Marrón: delito de lesiones.

 

Y ahora piensen, si con estas penas, aunque hayan sido indultados, podrían conseguir trabajo. Por ejemplo, el Señor Rosa, lo tiene bastante complicado en cualquier empresa que maneje información.

 

He estado buscando si existe alguna regulación del contenido del Real Decreto que se publica en el BOE y no lo he encontrado. No obstante, recuérdese a este respecto que los actos administrativos deben ser motivados (ver Ley 30/1992, de 26 noviembre).

 

¿Cómo solucionamos el problema? No creo que eliminar el delito cometido sirva de algo, ya que usando los buscadores, seguiríamos encontrando el nombre y apellidos de la persona y que ésta ha sido indultada. ¿Suprimir el nombre y apellidos usando sólo las siglas? En ese caso, podríamos encontrarnos problemas con el régimen de publicación de los actos administrativos de la Ley 30/1992, de 26 noviembre.

 

La solución podría ser, manteniendo los datos que se publican en la actualidad, tan sencilla como en el oficio que se envíe al BOE para la publicación se introduzca una frase con el siguiente o similar contenido:

 

“En relación con este Real Decreto objeto de publicación el BOE deberá introducir los mecanismos adecuados para evitar la indexación por parte de los buscadores de Internet”.

 

Porque a fin de cuentas, la responsabilidad tiene que ser de quién publica. Si no hay nada publicado, los buscadores no enganchan.

 

Pd:¿Sabían que en el modelo oficial del Ministerio de Justicia para solicitar el indulto no hay ninguna referencia al derecho de información del artículo 5 de la LOPD?

 

 

 

4 Responses to “Derecho al olvido: datos de indultados y Reservoir Dogs.”


  1. 1 @Salirdeinternet febrero 6, 2012 en 8:40 am

    Como siempre, enhorabuena por el artículo. Este es un tema que me molesta bastante.

    Creo que el sentido del artículo 61 Ley 30/1992, debería trasladarse a este tipo de publicaciones.

    Dice el texto del artículo 61: “Si el órgano competente apreciase que la notificación por medio de anuncios o la publicación de un acto lesiona derechos o intereses legítimos, se limitará a publicar en el diario oficial que corresponda una somera indicación del contenido del acto y del lugar donde los interesados podrán comparecer, en el plazo que se establezca, para conocimiento del contenido íntegro del mencionado acto y constancia de tal conocimiento”

    Al igual que tu, no veo por ninguna parte la obligación de publicar el delito de cada indultado.

    Este tema debería de haberse solucionado hace más de 3 años, cuando decían estar preparando una instrucción sobre Boletines y publicaciones. Nosotros se lo recordamos al defensor del pueblo y el resultado no quiero ni calificarlo. Os dejo un resumen:

    http://salirdeinternet.com/blog.php?id=49

    Sobre indultos, podremos ver innumerables resoluciones de la AEPD diciendo que se desindexe el Boletín. Lo lamentable es que hay muchas resoluciones que indican el número de indulto y el número de boletín, con lo que hay un lapso de tiempo en el todo el mundo puede saber quien está tramitando solicitudes, al margen de poder consultar la lista robots.txt tranquilamente… que esa es otra..

    Siento alargarme, y enhorabuena por el texto. Lamentablemente nos recuerda que algo tan visible debe tener muy muy poca importancia para los que legislan

  2. 3 Ad Edictum febrero 7, 2012 en 4:35 pm

    Buenas tardes, Don Francisco Javier

    El objeto de que el indulto aparezca en el BOE es que se haga público. Como ciudadanos tenemos derecho a conocer a quién se indulta, pongamos por ejemplo, por delitos fiscales al final de una legislatura. No entiendo como se puede defender la ley de acceso (o transparencia) con respecto a datos tratados por la administración pública y la ley de secreto con respecto a lo que aparece en boletines oficiales.

    A lo mejor, el supuesto práctico que Usted comenta se soluciones bonificando a quien contrate a indultados. ;)

    Saludos cordianles.

    • 4 fjaviersempere febrero 7, 2012 en 4:45 pm

      Buenas, a sus pies.

      Un par de matices,

      1.-Aquí lo que se “defiende” (más bien opina uno) es la evitación “de oficio” de la indexación de quien ordena la publicación en el boletín correspondiente.

      2.-La publicidad, desde mi punto de vista, es bastante discutible ya que no se pueden comparar todos los casos.

      Pongamos un ejemplo, el caso del famoso banquero indultado recientemente es un supuesto de interés general. No lo discuto.

      Pero en el indulto del “Señor Rosa” o el del “Señor Blanco”, ¿A quién interesa realmente si ni siquiera sabemos quienes son?

      Ahí lo dejo.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitteando

¿De qué hablamos?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.127 seguidores

%d personas les gusta esto: